La historia es una lucha sin descanso Querer es poder

Hay que agradecer por el día a día, por lo que poseemos y a quienes hicieron posible el tener por encima de uno mismo.
Muchas veces la humanidad reniega de su suerte, exponiendo más las cosas negativas que las positivas, cayendo ante los malos momentos, ante aquellos problemas que parecen más un túnel sin fin, sin una posible solución, y es esta mentalidad la que nos hace detenernos, hasta hacernos llegar al punto de no querer soñar y solo soñar con límite. Pero señores, este mundo está hecho para soñar, para caer y levantarse, sino es uno mismo el que lucha, nadie luchara por él, el arriesgar no es simplemente invertir un fajo de billetes que te garanticen ganancias seguras, es más que un proceso  de mercantilismo.

El arriesgar implica, entregar el corazón, la razón, implica ver el mundo con humanidad dando lo mejor de ti, para recibir lo mejor de las personas. Y es básicamente este pensamiento lo que llevo a Alvaro Suarez Garza a ser uno de los empresarios y personajes más queridos en su país, no se trata solo de un traje, sino del contenido, a pesar de ahora tener las manos tersas, no hace mucho que las tenía entre la tierra.

Hace poco más de una década, un joven empresario creaba Grupo Álamo, una pequeña empresa familiar dedicada a la importación de abarrotes, no autos, no maquinaria, no, nada de eso, para quien no sepa que son los abarrotes, los abarrotes no son más que alimentos del día a día, los llamados fideos, y productos del hogar.

¿Cómo llegar a crecer con una ganancia mínima, ante un mercado tan competitivo? La verdad es que no es un cuento de hadas, donde aparece un hada que te cumpla los deseos, no hay recetas, ni hadas, solo está la constante realidad, que va a golpearte una y mil veces. Y a la cual debes responderle con la dureza y firmeza de la constancia, dedicación y entrega, y eso es lo que  Alvaro Suares Garza hizo junto a su familia, llegando a crear un empresa con responsabilidad social, ya que desde sus inicios hasta ahora tiene los pies puestos en la tierra, sabe de dónde salió y por quienes.

Si vas a encarar a tus sueños y metas, prepárate para caer y para levantarte, pues lo que se viene es el dolor y la grandeza, pero recuerda ante todo no olvidar la humildad ante cada uno de ellos, recuerda siempre por quienes llegas y nunca olvides a donde quieres llegar, No te limites y avanza a paso firme, vive para lograr tus sueños y no vivas solo para ver como otros logran sus sueños. Vive.

 

 

Un comentario

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Swipe to unlock!
Unlocked