Los 4 países menos contaminados del continente americano

La contaminación del aire es cada vez peor, de hecho, un estudio reciente descubrió que, en promedio, este factor reduce la esperanza de vida humana en tres años, que es más alto que el efecto global sobre la esperanza de vida causada por el tabaquismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido un objetivo de 10 microgramos por metro cúbico de material particulado fino, un nivel que dice que minimiza el riesgo de efectos adversos para la salud.

Contrariamente, muchos países tienen niveles mucho más altos de partículas PM2.5, lo que puede provocar desde bajo peso al nacer y aumento de las infecciones respiratorias agudas, hasta  accidentes cerebrovasculares.

Si bien la pandemia de coronavirus y los cierres posteriores impuestos por los gobiernos de todo el mundo han visto cómo el 84% de los países monitoreados informaron mejoras en la calidad del aire, en algunas naciones los niveles de contaminación ya están comenzando a superar lo que eran antes de que comenzara la pandemia.

Más allá de esta realidad global, enfoquémonos en el continente americano, para conocer cuáles son los 4 países menos contaminados y por qué deberían ser estos un ejemplo para el resto de países en la región.

Costa Rica

Entre 2019 y 2020, la calidad del aire en Costa Rica cayó por debajo del objetivo de la OMS de 10 microgramos por metro cúbico. Dicho esto, el país centroamericano está lejos de ser perfecto en lo que respecta a la calidad del aire, siendo el transporte una de las principales fuentes de contaminación en las ciudades.

Con el fin de mejorar la calidad del aire en Costa Rica, la OMS hizo las siguientes recomendaciones: “priorizar el tránsito urbano rápido, las redes para caminar y andar en bicicleta en las ciudades, así como el transporte ferroviario interurbano de carga y pasajeros” y “cambiar a vehículos diesel de servicio pesado por otros más limpios y bajos en emisiones de dichos combustibles”.

Ecuador

En Quito, la capital de Ecuador, el gobierno ha puesto en marcha una estrategia de Desarrollo Orientado al Tránsito (DOT) que tiene como objetivo maximizar la cantidad de espacio público a poca distancia del transporte público, priorizando la sostenibilidad ambiental y social y alejándose de los vehículos privados.

El bloqueo del país durante la pandemia ha mejorado aún más la calidad del aire y cayó de 8,6 microgramos por metro cúbico en 2019 a 7,6 microgramos por metro cúbico en 2020. Algo digno de aplaudir.

Canadá

Muchas de las ciudades de Canadá se encuentran entre las más limpias del mundo por la calidad del aire, incluidos los principales centros como Ottawa, que es la octava mejor ciudad capital del mundo en lo que respecta a aire limpio, Toronto y Vancouver.

En Ottawa, el vasto cinturón verde alrededor de la ciudad, la población relativamente pequeña para una capital y los exitosos planes de bicicletas compartidas muestran cómo se puede frenar la contaminación.

Canadá incluso tiene un Día del Aire Limpio para alentar al público a reducir aún más la contaminación. Incluso antes de la pandemia, Canadá tenía niveles “buenos” de contaminación de 7,7 microgramos por metro cúbico en 2019, pero cayó aún más a 7,3 microgramos por metro cúbico en 2020.

Puerto Rico

Junto con las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Nueva Caledonia, Puerto Rico tiene la mejor calidad de aire del mundo. Sus ciudades Camuy y San Germán son la segunda y tercera menos contaminadas de América Latina y el Caribe con concentraciones de PM2.5 de 3.7 microgramos por metro cúbico, que también es el promedio general de la isla.

El mortal huracán María que azotó a Puerto Rico en 2017 devastó la red eléctrica del país, lo que contribuyó a que se liberaran a la atmósfera niveles excesivos de contaminantes como dióxido de azufre, monóxido de carbono y carbono negro. Desde entonces, los niveles de calidad del aire en la isla caribeña se han estabilizado en 3,7 microgramos por metro cúbico, por debajo de los 10,2 microgramos por metro cúbico en 2019, lo que la sitúa muy por debajo del objetivo de la OMS.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Swipe to unlock!
Unlocked