Reserva selvática en el este de México, en riesgo por proyecto minero

Un proyecto minero vinculado con la ampliación del Puerto de Veracruz, este de México, pone en grave riesgo la mayor reserva selvática de América del Norte, por la extracción de dos millones de metros cúbicos de piedra basáltica.

Organismos civiles y la comunidad científica, en especial de la Universidad Nacional Autónoma de México, advierten del peligro que entraña el proyecto en uno de los municipios de la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, que además padece la cacería furtiva y el robo de especies salvajes para su comercialización ilegal.

La zona que se quiere explotar pertenece al poblado de Balzapote en el municipio de San Andrés Tuxtla, uno de los ocho que están inmersos en las más de 155 mil hectáreas de la Reserva, declarada en 1998 área natural protegida.

Pobladores de la zona y sociedad civil reúnen firmas a través de internet para hacer un llamamiento colectivo de alerta contra la extracción de piedra, que requiere dinamitar una cordillera natural que además de proteger la zona de fenómenos meteorológicos es el hogar de gran variedad de especies animales y vegetales.

En unas declaraciones a EFE, el director de la Oficina Golfo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Xavier Martínez, señaló que “la autorización de dinamitar recursos naturales en área protegida afecta los estándares de protección ya adquiridos, además de que viola el compromiso internacional de México de conservar la biodiversidad y los humedales en su territorio”.

Sin embargo, algunas familias buscan mejorar su situación económica y están dispuestas a vender sus terrenos para extraer la piedra basáltica. Aunque para organizaciones ambientalistas, la extracción del basalto “alterará irreversiblemente la topografía, la vegetación y los servicios ecosistémicos del área”.

El proyecto amenaza a más de 565 especies de aves, 140 de mamíferos, 117 de reptiles y unas 100 especies de mariposas que habitan el lugar, explicó a EFE Lili Rosas, portavoz del Colectivo la Roca, conformado por diversas agrupaciones civiles de la región.

La Administración Portuaria Integral de Veracruz (APIVER) solicitó en enero pasado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) del Gobierno federal el permiso para explotar “de manera sustentable” el banco de roca basáltica en Balzapote.

A través del Manifiesto de Impacto Ambiental, la APIVER indicó que de ser aprobado el proyecto se encargaría de extraer, procesar, almacenar y transportar piedra basáltica y usarla como materia prima para la construcción de la ampliación portuaria, que estará localizada entre Bahía Vergara y Punta Gorda.

En julio pasado la SEMARNAT dio la autorización para la extracción, con algunas recomendaciones puntuales orientadas a evitar daños a la zona.

Este proyecto forma parte de una agenda gubernamental que busca un mayor movimiento de carga y descarga de mercancía y cuya inversión es de unos 60 mil millones de pesos, durante 13 años, con la promesa de generar 140 mil empleos.2

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *